Canadá elimina la lista de “países designados”

  • El Gobierno Federal confirmó que puso fin a la lista de “Países Designados”, la cual tenía una incidencia directa en los solicitantes de asilo de ciertos países.

    Esta medida fue impuesta por el pasado gobierno conservador de Stephen Harper. En aquel momento lo calificaron como una herramienta para evitar “abusos” al sistema de inmigración, por parte de personas que venían de países que normalmente no “generaban” refugiados.

    En esta lista estaban países como Estados Unidos y gran parte de los países de Europa.

    Esto acabó generando dos tipos de solicitantes de refugio. Quienes venían de países que aparecían en esta lista veían sus solicitudes de refugio ser tratadas de manera rápida. Pero sin embargo, durante todo ese tiempo no tenían derecho a varios recursos, como por ejemplo un permiso de trabajo temporal o acceso a ciertos servicios de salud.

    Asimismo las personas con estas nacionalidades no tenían derecho a apelar su caso en caso de recibir una respuesta negativa.

    El miembro del primer ministro Trudeau, dijo en un comunicado, que esta decisión era injusta, dado que la política de los Países designados no solo fracasó en mejorar la eficiencia del sistema de asilo, sino que además comprometió el principio de que todas las personas deben ser tratadas de la misma manera, sin importar su nacionalidad, y por ello decidieron eliminarla.

    Según cifras de Ottawa, entre 2013 y 2019, sólo el 12% de las solicitudes de asilo fueron de ciudadanos provenientes de uno de los 42 países que aparecían en la lista.

    Por otro lado, la Dirección General de Estadísticas de Canadá presentó un reporte que señala que el número de solicitudes de refugio, si bien se ha desacelerado en el último año, siguen estando en los niveles más altos de las últimas décadas.

    En 2015, cuando Justin Trudeau asumió el poder, alrededor de 16.000 solicitudes de asilo fueron realizadas. En 2017 esta cifra llegó a 50.000 y en 2018 hasta 55.000, para recientemente comenzar a bajar de manera moderada, según los números presentados por las autoridades.

    Si bien esto significa que ahora todos los solicitantes de asilo tendrán los mismos derechos y oportunidades, también se espera una mayor carga en el sistema, lo cual podría generar tiempos de espera más altos.

No prev case study

No next case study