Nuevos Derechos a ciudadanos en UK

  • 1 marzo, 2018

    El pasado 8 de febrero de este año, en el juicio ocurrido en la Corte Suprema del Reino Unido se produjo una sentencia muy significativa.

    El Abogado General de Escocia (recurrente) contra Roma (demandado) (Escocia). Dio como resolución que cualquier persona que naciese entre 1949 y 1983, en estados fuera de la Commonwealth británica, pero que tenga un abuelo materno nacido en el Reino Unido podrá registrarse como ciudadano británico. Obteniendo un pasaporte, sin necesidad de residir en el Reino Unido.

    Esta sentencia crea jurisprudencia, permitirá que cualquiera que reúna las condiciones necesarias abajo expuestas, pueda acceder a la ciudadanía Británica.

    • Nacidos fuera del Reino Unido entre el 1 de enero de 1949 y el 31 de diciembre de 1982, en un país que no pertenece a la Commonwealth.
    • Su abuelo materno nació en el Reino Unido.
    • Su madre nació dentro del matrimonio.
    • El abuelo materno siempre y cuando mantenga la nacionalidad británica antes del nacimiento de la madre, y que la madre no haya perdido la nacionalidad británica antes del nacimiento del solicitante.

    En los casos en los que hasta ahora los solicitantes con abuelo materno podían viajar al Reino Unido y trabajar con una Visa de Visitante, lo que les llevaba a la residencia permanente después de 5 años viviendo y trabajando en el Reino Unido y la ciudadanía británica 12 meses después de eso.

    Gracias a esta sentencia ahora será posible adquirir un pasaporte británico incluso sin residir en el Reino Unido.

    Será una gran ventaja en los casos en que por ejemplo, un solicitante con pasaporte sudafricano, ya que entonces será mucho más fácil para ellos viajar internacionalmente. Además, muchos de los que ahora califican no serán ciudadanos de la Commonwealth y, por lo tanto, no tienen una opción de visa de ascendencia. Por ejemplo, un ciudadano estadounidense (como en el caso de la Sra. Romein) no era apta para una visa de ascendencia, pero podría optar a la ciudadanía británica directamente, según el nuevo juicio.

    En ese caso, la ciudadanía británica le permitirá al titular venir y vivir en el Reino Unido sin restricciones. También pueden reclamar a miembros de la familia (cónyuge e hijos menores de 18 años) para reubicarse con ellos. Además, parece que el proceso de retirada de la Unión Europea dará lugar a un “período de transición” en virtud del cual los ciudadanos británicos continuarán teniendo la opción de establecer su residencia, junto con sus familiares nacionales de terceros países, en otros estados miembros europeos.

    Incluido el 31 de diciembre de 2020, para continuar residiendo en ese estado miembro hasta que hayan completado un período de cinco años, momento en el que podrán adquirir el estado de residencia permanente. Esto significa que los derechos de libre circulación de los ciudadanos británicos continuarán existiendo hasta el año 2021. Una consideración clave para los solicitantes es la cuestión de las nacionalidades múltiples; se debe tener cuidado de que el solicitante no pierda su nacionalidad actual en el proceso. Los Estados Unidos, permiten múltiples nacionalidades. Sudáfrica permite múltiples nacionalidades, pero un solicitante mayor de 18 años primero debe solicitar un permiso del Departamento de Asuntos Internos.

    En otros países no permiten la nacionalidad múltiple, y la adquisición de la ciudadanía británica dará lugar a la pérdida de su otra nacionalidad.

    Es importante destacar que se deberá acreditar adecuadamente la conexión ancestral con el abuelo materno, para poder establecer el reclamo. Al finalizar los trámites exitosamente deberá asistir a un consulado británico local, al Alto Comisionado o a la autoridad local. Y prestar juramento o afirmación de lealtad a la Reina, requisito legal e indispensable.

    En conclusión esta sentencia amplificará el número de personas que ahora pueden reclamar la ciudadanía británica. Aun así, en comparación con las personas que se mudan al Reino Unido bajo normas de inmigración de derechos de libre circulación europeos, es probable que las cifras sean más reducidas.

    Hoy por hoy, el Ministerio del Interior no parece haber actualizado sus orientaciones para reflejar el criterio de la Corte Suprema y la experiencia nos dice que, puede llevar un tiempo hasta que se implemente.

    Más sin embargo el juicio del tribunal ha creado una vía no discrecional; siempre y cuando el gobierno del Reino Unido no presente una nueva legislación primaria para revertir el efecto de la sentencia, cualquier solicitante calificado que presente una solicitud válida tendrá derecho a que se le otorgue la ciudadanía británica.